Mentoría en Inteligencia Emocional

 Mentoría en Inteligencia Emocional

 ¿Qué es la Mentoría en Inteligencia Emocional?

El término mentor designa a una persona que por su formación y grado de experiencia en determinada actividad se encuentra capacitado para guiar y mentorizar a otra persona que desea adquirir ese grado de experticia.

Por lo tanto la mentoría en inteligencia emocional es la labor que desarrolla un mentor para ayudar, guiar y transmitir habilidades a su mentorizado a fin de que aprenda a gestionar en forma sana y eficaz sus emociones.

Las sesiones de mentoría en inteligencia emocional tienen una duración aproximada de una hora y media y se pueden realizar tanto en forma presencial como online.

¿Qué es la Inteligencia Emocional?

La inteligencia emocional, es un término acuñado y popularizado por el psicólogo estadounidense Daniel Goleman. Y se podría resumir en la capacidad para identificar, entender y manejar las emociones de forma que nos facilite la relación con nosotros mismos y con los demás.

La capacidad de entender y manejar las propias emociones nos aleja de las «reacciones automáticas» condicionadas socialmente y nos acerca a un mayor entendimiento de lo que está sucediendo en nuestras vidas en determinado momento.

Las emociones son como nuestro GPS personal. Por lo tanto si cargamos nuestro GPS con los mapas óptimos (inteligencia emocional) haremos el camino más fácil.

No significa que cuando desarrollamos un alto nivel de inteligencia emocional no  vamos a experimentar emociones negativas, pero sí seremos capaces de entenderlas mejor y por tanto manejarlas mejor haciéndolas funcionar para beneficio de nuestro crecimiento y de una satisfactoria relación con los demás.

 

¿Qué habilidades vas a desarrollar con la Mentoría en Inteligencia Emocional?

1) Conocer tus propias emociones: Aprenderás cómo tomar conciencia de tus propias emociones y reconocer un sentimiento en el momento en que ocurre. Haciéndote 100% consciente y responsable de tus emociones, dejando de lado el mecanismo que nos impulsa a responsabilizar a otros por nuestros estados anímicos.  

2) Manejar tus emociones:  Con el fin de poder expresarlas de forma constructiva y en el contexto apropiado.  La habilidad para suavizar expresiones de ira, furia o irritabilidad es fundamental en las relaciones interpersonales.

3) Motivarte a tí mismo: Las emociones tienden a impulsar a la acción. Por eso, emoción y motivación están íntimamente interrelacionados. Encaminar las emociones (y la motivación consecuente) hacia el logro de objetivos es esencial para prestar atención, automotivarse, manejarse y realizar actividades creativas. El autocontrol emocional conlleva a demorar gratificaciones y dominar la impulsividad, lo cual suele estar presente en el logro de muchos objetivos. Las personas que poseen estas habilidades tienden a ser más productivas y efectivas en las actividades que emprenden.

4) Reconocer las emociones de los demás: Cuando aprendes la importancia de reconocer tus propias emociones también  adquieres la certeza de la importancia de las emociones de otros. Desde ese punto eres capaz de desarrollar un don fundamental que es la empatía. Las personas empáticas sintonizan mejor con las sutiles señales que indican lo que los demás necesitan o desean. Tanto a nivel personal como profesional, desarrollar la empatía te proporcionará auténticos beneficios. 

5) Establecer relaciones: Las relaciones sanas, ya sean de pareja, amistad, familiares o de trabajo exigen una gran cuota de Inteligencia Emocional.  Aprender a ser capaces de interactuar con otros en forma asertiva y suave, expresando nuestras emociones sin agresividad crean un marco idóneo para las buenas relaciones.  El arte de establecer buenas relaciones con los demás es, en gran medida, la habilidad de manejar las emociones de los demás. Las personas que dominan estas habilidades sociales son capaces de interactuar de forma suave y efectiva con los demás.

¿Cuándo es recomendable la Mentoría en Inteligencia Emocional?

  • Cuando sientas que necesitas ser más consciente y responsable de ti mismo.
  • Si percibes que tus emociones están fuera de control y te están dominando
  • Si tienes dificultades de comunicar tus emociones a los demás y las ahogas.
  • Cuando quieras mejorar tus relaciones y habilidades de comunicación, tanto en lo personal como en lo profesional.

Si quieres entender el lenguaje de tus emociones y cómo hacerlas jugar a tu favor para construir una relación sana contigo mismo y con los demás…

Mentoría en Inteligencia Emocional es para Tí!

 

Share